Skip to main content

Kundalini Yoga: Encontrando felicidad y paz interior.

By 10/12/2016marzo 15th, 2020Kundalini, Meditacion
pranayama kundalini

Uno de los tres pilares básicos de kundalini yoga es el Pranayama.

Prana significa “energía vital”. Es la fuerza de la vida, es la principal fuerza vital, es una energía que podemos percibir claramente mediante nuestros sentido sutiles. Cuando pasees por la naturaleza párate un instante y respira lento, suave y profundo y obsérvate. Concéntrate en sentir al respirar y observa el flujo de energía que recorre tu cuerpo cuando inhalas, podrás sentir el prana. A los seres humanos se nos llama “praani” porque el prana es el que hace que nuestro cuerpo y nuestra mente funcionen.

Ayama significa «expansión, manifestación o prolongación». Pranayama es el arte yóguico de la respiración, es el control de la respiración que nos da la vida. Cuando una persona se acerca a las clases de Kundalini Yoga con Gong (según las enseñanzas de Yogi Bhajan), les pido que se comprometan a venir tres meses. En esté periodo se produce una transformación en la calidad de vida del alumno, bien sea por que consigue más equilibrio mental y emocional, mayor bienestar físico, eliminar toxinas y por la ayuda del Gong en la recuperación de su sistema nervioso parasimpático y en la liberación del estrés físico y emocional.

Cuando practicas Kundalini yoga, una de las cosas que más efecto tiene, por lo que he observado en los seis años que llevo impartiendo clases, es que los alumnos aprenden a respirar y esto cambia sus vidas. Cuando aprendemos a respirar aprendemos a relacionarnos con las cosas que nos trae la vida. Aprendemos a no reaccionar, aprendemos a actuar desde la conciencia.

En esta entrada vamos a profundizar en un Pranayama que nos dejó Yogi Bhajan el 26 de septiembre de 1.974, es muy cortito, pero con un efecto inmediato (lo puedes encontrar en el manual Praana, Praanee, Praanayam, página 40).

Encontrando felicidad y paz interior

¿Cómo se hace?

Siéntate en postura fácil. Espalda recta, la barbilla hacia adentro, hombros relajados y pecho abierto. Coloca las manos en Gyan mudra. Los ojos están cerrados con la atención en el tercer ojo.

Canta cinco veces el mantra Ong durante 10 segundos. Importante: Canta a través de la cavidad nasal, con la boca ligeramente abierta y la exhalación saliendo por las dos fosas nasales. A continuación y de forma progresiva sigue cantando el mantra Ong, más rápido de tal forma que cada “Ong” tenga una duración de tres a cinco segundos. Si eres principiante puedes comenzar haciendo solo un minuto. Si tienes práctica meditativa puedes llegar a hacer 2 minutos de estos “Ong” largos. No sobrepases este tiempo.

Cuando finalices, quédate inmóvil, obsérvate y siente el efecto de esta meditación, podrás experimentar una agradable sensación de felicidad y paz interior.

Con la práctica correcta tu cerebro se ajustará. Es posible que durante la meditación te entren ganas de toser, si es así, permítelo ya que es una manifestación física del ajuste de tu glándula tiroides. Esta glándula es la responsable de la belleza y de mantenerte joven, por lo que cantar este sonido correctamente te da poder, belleza y juventud.

¡Whaje Guru!

El mantra Ong.

Ong: Energía creadora infinita en manifestación y actividad.

Cantando Ong:

La “O” del “Ong” es relativamente corta, redondea los labios y pronúnciala claramente. Al cantar la “ng” de “Ong” debes proyectar el sonido hacia la zona del tercer ojo traspasando la cavidad nasal, generando vibración en el paladar y en el cráneo. Es como si proyectases el sonido hacia fuera, hacia una mascara que estuviese puesta en tu nariz.

Cuando entramos en el estado meditativo, la legua se va ajustando, tocando los distintos puntos meridianos que tenemos en la boca. La boca se conoce como “Giaan Guphaa” (curva del saber), y se habla de ella relacionándola con la lengua. La lengua representa el órgano sexual masculino y el paladar el órgano sexual femenino.

La cavidad nasal esta separada de la cavidad bucal por el paladar superior que forma el techo de la boca. Este tiene dos partes: el paladar duro y el suave.

Tenemos 84 puntos meridianos situados en el paladar superior. 32 pares de puntos (64 puntos) están colocados en el paladar duro, detrás de los dientes superiores, en una secuencia de cuatro puntos detrás de cada diente. Los otros 20 están ubicados, formando una “U” en el paladar suave, en el techo de la boca.

Al mover la lengua estimulamos los puntos meridianos de la cavidad bucal. Estos puntos están conectados con el hipotálamo y con ambos hemisferios cerebrales, por lo que su movimiento activa zonas del hipotálamo y este pone en marcha la estimulación de la pituitaria y de la pineal.
Los sonidos nasales son los que más estimulan la glándula pituitaria, ya que llevan la vibración al punto donde se unen el tabique nasal y el punto del entrecejo. Al cantar el mantra “Ong”, activamos las secreciones de la pituitaria y esta a su vez estimula al resto del sistema glandular.

cita-yb-prana

Puedes descargar esta entrada en pdf en la zona de descargas publicas situada a la izquierda en la página principal

Vikrampal

Author Vikrampal

More posts by Vikrampal
error: Contenido protegido
X